Destinos

Ruta de la Iconografía Holandesa

Prepárate para descubrir la “Ruta de la iconografía holandesa”, un itinerario indispensable para entender la esencia de este fascinante país a través de sus estampas más típicas y sus paisajes de postal.

Prepárate para navegar por sus canales, descubrir la incansable lucha de este pueblo contra el mar, maravillarte ante el legado de su patrimonio histórico y arquitectónico, de sus grandes maestros y sus renombrados museos, recorrer en bicicleta idílicos paisajes salpicados de granjas, prados de un verde cegador y antiguos molinos de viento…

Los amantes de la gastronomía conocerán de primera mano el proceso de elaboración de sus afamados quesos y cervezas, además de disfrutar en sus numerosos restaurantes galardonados con estrella Michelin.

Holanda es tierra de ciudades históricas, plagadas de tiendas a la moda, buenos restaurantes y agradables terrazas con vistas a los canales. Pero también de encantadores pueblos acompañados de tradiciones y un pasado fabuloso, que antaño vivieron de la pesca y de un complejo e innovador sistema de desecado único en el mundo.

Descubre al volante un país que te invita a disfrutar de las obras de grandes artistas como Van Gogh, a perderte en fotogénicos mercado, pasear entre tulipanes de colores casi infinitos que, que en primavera, convierten el país en un mar de flores.

No te vuelvas a casa sin unos bulbos, unos tradicionales zuecos, un delicioso queso, alguna preciada pieza de la conocida cerámica azul de Delf… Anímate a recorrer Holanda en coche y descubre su cara más auténtica y actual.

400,00 

Quantity
    Category:
    Tag:

    Itinerario del viaje

    DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN – ÁMSTERDAM – DE HAAR – UTRECHT

    Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Ámsterdam. Llegada y recogida del coche de alquiler. ¡Aquí empieza tu aventura en suelo holandés! Si dispones de tiempo, puedes dedicar unas horas a conocer Ámsterdam y su casi ilimitada oferta de arte y cultura. Uno de los emblemas de este creativo país. Y es que el nombre de Holanda está ligado para siempre a artistas de la talla de Van Gogh. Esta ciudad posee un gran número de museos y galerías que merecen ser descubiertos sin prisas. Entre nuestras recomendaciones de hoy se encuentran el magnífico Rijksmuseum, el museo nacional de Holanda. Situado en pleno centro urbano, acoge una maravillosa colección de objetos históricos y de arte holandés. Paseando por sus salas podrás conocer la historia de Holanda en un contexto internacional, desde el año 1100 hasta nuestros días. Entre sus tesoros se encuentran obras de grandes maestros del siglo XVII como Frans Hals, Jan Steen, Vermeer y Rembrandt. ¡No te pierdas “La ronda de noche (Nachtwacht)” de Rembrandt! Y si quieres profundizar en la obra de este genial artista, te recomendamos visitar su antigua residencia hoy convertida en Museo. Dos paradas imprescindibles para entender la importancia artística del Siglo de Oro holandés. Te recomendamos combinar la visita al Rijksmuseum con otra de las atracciones culturales de la ciudad: el cercano Museo van Gogh, donde se expone la mayor colección de obras del genial pintor postimpresionista holandés del siglo XIX. Aquí podrás conocer lienzos tan destacadas como “Los girasoles”, “Los comedores de patatas” o “La habitación en Arles”. (Nota. Puedes acceder más rápidamente al museo por la Voucher Lane. Los menores de 18 años pueden entrar gratuitamente al museo. El Museo Van Gogh está abierto todos los días del año salvo el 1 de enero. También es posible visitar el museo el viernes por la tarde). Antes de llegar a Utrecht, a 40 minutos de Ámsterdam, te proponemos hacer una breve parada en el hermoso castillo de De Haar, uno de los más grandes del país. Tras la visita, puedes volver a ponerte en Ruta. Fundada por los romanos y conocida en todo el mundo por el famoso Tratado de Utrecht (1715), esta céntrica ciudad combina su riqueza histórica y animado ambiente universitario con hermosos canales circulares (singels), otra de las imágenes más internacionales de Holanda. Utrecht seduce por sus encantadores cafés y coquetas terrazas, sus cientos de monumentos, iglesias y conventos, sus pintorescas plazas y hermosos parques, sus imaginativas propuestas culturales y gastronómicas, y por un amplio listado de excelentes museos como la casa Dick Bruna, el Catharijneconvent, el Centraal Museum, el Museum Speelklok y la famosa Casa Rietveld Schröder, referente del estilo “De Stijl” y declarada Patrimonio de la Humanidad por su decisiva influencia en la arquitectura moderna. Un breve paseo por el sur de la ciudad te permitirá fotografiar otra de sus instantáneas más famosas: las magníficas residencias construidas junto a los canales por la nobleza en l Edad de Oro. No te vayas de Utrecht sin visitar sus animados mercados y explorar los verdes paisajes plagados de castillos que la rodean. Alojamiento en Utrecht.

    DÍA 2 · UTRECHT – MAASTRICHT

    Amanecemos en la hermosa e histórica ciudad que recibe al viajero con los brazos abiertos. Vital y activa, Utrecht se expande alrededor de la omnipresente Torre Dom, principal icono de la ciudad y campanario más alto del país. Visible desde todo el casco antiguo, su imponente porte y el inconfundible sonido de sus campanas te envolverán en una atmósfera única. (Nota. Si viajas un sábado, te recomendamos visitar el colorido y animado mercado de plantas y flores de Janskerkhof). Proseguimos nuestro camino hasta Maastricht, situada a unas 2 horas de camino. Esta cosmopolita ciudad, fundada por los romanos y una de las más antiguas del país, cuenta con excelentes museos como el Bonnefantenmuseum, que custodia una valiosa colección de arte moderno, magníficos monumentos históricos y basílicas como la románica Onze-Lieve-Vrouwe. La ciudad conserva gran parte de las fortificaciones y murallas de antaño que hablan al viajero del importante papel que tuvo la ciudad en la historia del país. Alojamiento en Maastricht.

    DÍA 3 · MAASTRICHT – VALKENBURG – MAASTRICHT

    Maastricht es, probablemente, una de las ciudades más bonitas de Holanda, con un casco antiguo muy hermoso, idea para pasear y disfrutar de sus interesantes edificios y su ambiente. Entre los numerosos puntos de interés destacan las murallas, de los siglos XIII y XIV; la plaza Vrijthof, en el centro de la ciudad, con la basílica de San Servacio y el puente del mismo nombre que cruza el río Mosa; el Museo de los «Niños Buenos»; la basílica de Nuestra Señora, y los fuertes, bastiones militares de los siglos XVII y XVIII, con túneles. También te recomendamos la colina de San Pedro, que tiene una antigua fortaleza con un entramado de cuevas donde los murciélagos hibernan. Una ciudad fascinante y con una gran significación para la Europa Unida, porque aquí se firmó en 1992 el tratado de creación de la Unión Europea. Por la tarde, te recomendamos visitar el pueblo de Valkenburg, para ver sus interesantes cuevas romanas y el famoso castillo de bautizado con el nombre de la ciudad. Acaba el día con una buena cena en alguna de las terrazas de la ciudad, porque Maastricht destaca por su gran oferta gastronómica y referencia mundial en la alta cocina, como también lo es de la alta moda y con un estilo de vida atípico en el país. Alojamiento en Maastricht.

    DÍA 4 · MAASTRICHT – THORN – ‘S-HERTOGENBOSCH – TILBURGO – BREDA – MOLINOS DE KINDERDIJK – RÓTERDAM

    Desde Maastricht a Róterdam te separa un trayecto que no excede las 2 horas. Aún así, la Ruta tiene algunas paradas en el camino, por lo que es recomendable levantarse temprano. La primera parada la realizaremos en el pequeño pueblo de Thorn, situado a no más de media hora de Maastricht. Este encantador enclave holandés está lleno de historia y se caracteriza por sus pequeñas casas blancas. En S’Hertogenbosch nos espera la catedral de St. Ja, una d las más bonitas de Holanda. En Tilburgo hay una bonita plaza principal y edificios de interés, pero sobre todo destaca el Museo de Pont de Arte Contemporáneo. Finalmente Breda es una de las ciudades con un casco antiguo más bonito en la región de Brabante. En especial destaca el castillo, la iglesia y, en general, su centro histórico. Por la tarde, seguiremos con el itinerario por Holanda hacia la conocida ciudad portuaria de Róterdam, situada a 45 minutos de Breda. Antes de llegar a nuestro destino, y dependiendo del tiempo del que dispongas, puedes desviarte para conocer los 19 molinos de viento de Kinderdijk, declarados Patrimonio de la Humanidad y que juntos conforman una de las estampas más hermosas y típicas de Holanda. ¿Sabías que Holanda es el país del mundo con un mayor número de molinos de viento? Y es que los molinos han tenido un papel fundamental en el conocido como “milagro holandés”. Muchos fueron concebidos para drenar el agua y mantener seca la tierra recuperada al Mar del Norte. Actualmente, la imagen de postal de estos molinos construidos a mediados del siglo XVIII atrae a miles de turistas. ¡No te lo pierdas! Podrás ver como muchos de ellos siguen en funcionamiento así como recorrer en barca sus largos canales. (Nota. Si viajas en invierno, prueba a patinar sobre hielo entre su hilera de molinos). Después de un día tan intenso, lo mejor es llegar pronto al hotel y descansar para recobrar fuerzas. Alojamiento en Róterdam.

    DÍA 5 · RÓTERDAM – DELFT – LA HAYA

    Dedica la mañana a visitar Róterdam, la segunda ciudad más grande del país, con el mayor puerto de Europa (paseo obligado para deleitarse con las vistas) y que lo fue del mundo hasta ser destronado, en 2004, por Shanghái. No te pierdas su fascinante arquitectura moderna, fruto de la reconstrucción de la ciudad, que fue bombardeada y destruida por el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Son de visita imprescindible las casas cúbicas: 40 casas convencionales que se inclinaron 45 grados para convertirlas en las primeras casas con forma de cubo de Holanda. E diseño representa un árbol, y el conjunto de las casas forma un bosque. Se puede visitar una de las casas, previo pago, incluso se ha construido un hotel en algunas. También merece la pena el edificio lapicero (Het Potlood) y el Puente Erasmus, una maravilla de ingeniería de 800 metros, con una estructura de acero azul celeste y 40 cables que sobrevuelan las aguas. Sus alrededores tienen puntos de interés, como el histórico Delfshaven, uno de los barrios más acogedores de la ciudad, con esencia del pasado anterior a la contienda. Visita la maravillosa iglesia Pelgrumvaderskerk y la réplica de Delft, un navío de guerra del siglo XVIII. Si quieres vivir contraste, date una vuelta por el futurístico Kop van Zuid con sus rascacielos y su modernidad. Cierra tu visita en la ciudad con el excepcional Museo de Bellas Artes Boijmans van Beuningen. Tras almorzar, nos dirigimos a la localidad de Delft, situada a unos 62, 5 kilómetros por la A4, conocida a nivel internacional por su relación con Johannes Vermeer, la Casa Real Holandesa y la famosa cerámica azul de Delft, otro de los iconos del país, que podrás contemplar en la Royal Delft, la única fábrica de cerámica del siglo XVII que todavía sigue en pie. (Nota. Los visitantes disfrutarán de un tour por el museo y la fábrica, una demostración de pintura y una visita a las vitrinas donde se expone la colección de cerámica clásica y moderna). Y si deseas relajarte y contemplar todo desde otra perspectiva, te recomendamos abandonar por unos minutos tierra firme y apuntarte a un agradable paseo fluvial por los canales, divisando desde el agua edificios históricos, iglesias y mansiones. (Nota. Excursión fluvial no incluida). Terminamos el día en La Haya, situada a 20 minutos de Delft, y descubre su arquitectura monumental, y el excelente museo de pintura Mauritenhuis y Madurodam, que representa a Holanda en miniatura. Además de residencia del Gobierno holandés y de la Reina, la Haya es una referencia institucional internacional: es la capital jurídica del mundo, sede de la Corte Criminal Internacional y del Palacio de la Paz. (Nota. Recuerda que entre Róterdam, Delft y La Haya se encuentra Westland: la zona de invernaderos de Holanda. Un lugar imprescindible para conocer todos los secretos de la horticultura del país, otra de sus señas de identidad. Si dispones de tiempo o quieres ampliar tu viaje en una jornada más, puedes conducir hasta la localidad de Gouda. La localidad tiene mucho que ofrecer, además de su famoso queso y sus mercados de queso que se celebran en la plaza del Stadhuis y que son conocidos a nivel internacional. Gouda tiene uno de los centros antiguos más bonitos de Holanda. Admira sus maravillosos edificios históricos y pasea a orillas de sus canales centenarios cuajados de acogedoras terrazas y bonitas tiendas). Regreso y alojamiento en La Haya.

    DÍA 6 · LA HAYA – LEIDEN – AALSMEER (FLORAHOLLAND) – ÁMSTERDAM

    Afrontamos la última etapa de esta apasionante Ruta en coche. En nuestra memoria perdurarán para siempre paisajes sublimes y localidades históricas llenas de vida y propuestas de ocio y entretenimiento. De regreso a Ámsterdam, puedes parar en Leiden, si no lo has hecho en jornadas anteriores. Sede de la universidad más antigua del país, la ciudad -conocida por ser el lugar de nacimiento de Rembrandt, uno de los afamados maestros holandeses- cuenta con una gran variedad de museos entre los que destacan la Casa Siebold y el Museo De Lakenhal y maravillosos espacios verdes como el magnífico jardín botánico. Salpicado de preciosas casas señoriales, sus edificios universitarios y sus museos, el centro antiguo de la ciudad posee una de las mayores concentraciones de canales y puentes del país. Todos los veranos, hay un gran desfile de barcos y otros navíos por sus canales, otra de las estampas más fotografiadas del país. ¡Y en una ciudad universitaria como ésta no pueden faltar tampoco las terrazas, los restaurantes y los cafés! Después de un descanso, sigue la Ruta unos 45 kilómetros hasta llegar de nuevo a la capital. Antes de llegar a Ámsterdam, puedes pasar por Aalsmeer para visitar Floraholland, un colorido mercado de flores. La localidad es uno de los principales centros de floricultura, por lo que es fácil contemplar paisajes plagados de flores e invernaderos. Además de poder conocer flores de nuevas variedades y colores, podrás descubrir que flores están dedicadas a conocidos héroes modernos. ¡Y es que Holanda es la tierra de las flores por excelencia! (Nota. La región de Westland y Aalsmeer son dos puntos claves en comercio internacional de flores). Según la salida de tu vuelo de mañana, también puedes visitar Aalsmeer a primera hora – está a unos 40 minutos de Ámsterdam- para asistir a la subasta de flores que tiene lugar cada mañana (bloemenveiling). ¡Es una de las más grandes del mundo! Descubre el emocionante y en ocasiones tenso ambiente que se respira en las salas de subasta y cómo los pujadores se arremolinan junto a los remolques llenos de flores. ¡No olvides llevarte unos bulbos de recuerdo a casa! Alojamiento en Ámsterdam.

    DÍA 7 · ÁMSTERDAM – CIUDAD DE ORIGEN

    Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

    Tu viaje incluye

    Tu viaje no incluye

    Destinos más visitados

    Notas importantes

    – Para evitar colas y aglomeraciones, puedes reservar on line y con antelación las entradas a los museos y salas de exposiciones más destacados. Recomendamos intentar visitar los museos a primera hora de la mañana o de la tarde.

    – Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.

    – Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

    – La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

    – Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

    – Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.