Destinos

Ruta de los Cuentos de Hadas

La Ruta de los Cuentos de Hadas es un recorrido por los principales lugares que inspiraron a los hermanos Grimm a la hora de construir sus relatos.

Son más de 600 kilómetros con más de 70 puntos que visitar relacionados con los relatos de los hermanos que crearon los cuentos con los que han soñado prácticamente todos los niños del mundo.

Te cruzarás con la morada de cada uno de los 7 enanitos de Blancanieves, los castillos de Blancanieves, Rapunzel y la Bella Durmiente e incluso los caminos por donde transitó Caperucita Roja o por donde tocaba su flauta del flautista de Hammelín.

No sólo es una Ruta ideal para ir con niños, sino que te permitirá regresar a tu infancia sin tener que construir una costosa nave del tiempo. En algunos puntos, te recibirá el mismo personaje del cuento y te guiará por los recorridos para que te sientas el auténtico protagonista de cada narración de los Hermanos Grimm. Recorrerás ciudades como Bremen, Hamelin, Trendelburg, Höxter y Polle, entre otras.

Pero son muchos los bellos lugares en donde se crearon estos personajes. También podremos profundizar en la vida de los escritores que les dieron vida. Desde su ciudad natal, Hanau, pasando por Steinau, ciudad en donde pasaron su infancia.

Descubrirás cómo vivían y cómo empezaron a investigar fábulas en Marburgo y a escribirlas en Kassel. En esta ciudad está en Palacio Bellevue en donde se encuentran algunos de los cuentos originales creados por los hermanos Grimm, que han sido declarados Patrimonio Cultural por la UNESCO.

Un viaje de ensueño que te hará recuperar la magia y la sonrisa de la infancia.

400,00 

Quantity

    Itinerario del viaje

    DÍA 1 · CIUDAD DE ORIGEN – HAMBURGO

    Salida del vuelo desde la ciudad de origen hasta Hamburgo y recogida del coche de alquiler. ¡Bienvenido a Hamburgo! La segunda ciudad más grande del país, sólo superada por Berlín, es famosa en todo el mundo por su puerto histórico -uno de los más activos de Europa- que ha traído prosperidad a sus gentes y barrios cosmopolitas y diversos en los que cualquiera es bienvenido. Pronto te darás cuenta de que esta es la ciudad ideal para comenzar la Ruta de las hadas. Hamburgo tiene además mucho que ofrecer al turista ávido de nuevas experiencias. En cuanto a la visita, una buena forma de comenzar el día es hacerlo atravesando Spitalerstrasse o su paralela, Mönckebergstrasse, dos calles peatonales para hacer compras y pasear. Siempre están animadas y empezar unas vacaciones generando endorfinas con unas pequeñas compras ya hace que prometan. La calle desemboca directamente en la plaza del Ayuntamiento pero, si prefieres, puedes dejar en el coche todo lo que hayas comprado y así no tendrás que cargar con ello durante el día. ¡Es una de las ventajas de ir en coche! Como decíamos, desemboca frente al edificio del Ayuntamiento, una construcción imponente y de unas dimensiones mastodónticas. El interior es precioso y las visitas guiadas en inglés son recomendables y podrás contratarlas a buen precio. Además de verlo por dentro, te explicarán el funcionamiento de la política de la ciudad. Próximo a este histórico enclave se encuentra su activo puerto. Es inmenso y con un sistema de almacenes faraónico. Declarado Patrimonio de la Humanidad desde 2015, la mejor forma de conocer sus canales y sus edificios rojizos es con una divertida excursión en barco. (Nota. Excursión no incluida). Otro sugerente plan te permitirá conocer el Speicherstadtmuseum y el Miniatur Wunderland, un gran plan para niños. Otra de las mayores atracciones de Hamburgo es el ascensor de cristal que te acompañará hasta lo alto del Mahnmal St-Nikolai, la quinta torre religiosa más alta del mundo. Los que padecen vértigo se lo tendrán que pensar dos veces, aunque la recompensa es que ofrece las mejores vistas de la ciudad. Otra forma de ver el perfil de Hamburgo, es acudir al lago Binnenalster. Si las compras por la calle Spitalerstrasse te pillaron muy temprano, no te preocupes porque Hamburgo es la capital de los centros comerciales, que son un gran plan si la meteorología es adversa y no te permite moverte con libertad por la ciudad. En cuanto a la comida, aquí hay un amplio abanico de restaurantes y bares de comida nacional e internacional que ofrecen una gastronomía muy diversa. Y si quieres relajarte puedes dirigirte al parque Planten und Blumen. Y al caer la noche, puedes ir a cenar al barrio de Altona, el lugar de moda entre los hamburgueses, o visitar el Reeperbahn. Alojamiento en Hamburgo.

    DÍA 2 · HAMBURGO – BREMEN

    Después de una visita intensa por la ciudad de Hamburgo, hoy empezarás la “Ruta de los Cuentos de hadas” por la bella Bremen, la ciudad localizada más al norte. Localizada a poco más de 1 hora y 15 minutos en coche. Lo que te espera en la ciudad es el escenario de “Los músicos de Bremen”, ya que en este lugar se popularizó este famoso cuento de los hermanos Grimm. Sus personajes están presentes por todos los rincones. Los verás en llaveros, tazas y camisetas, pero los más famosos forman parte de una estatua que se erigió en su honor frente al Ayuntamiento de la ciudad. Están todos los miembros de la banda: el gallo, el gato, el perro y el burro. Puedes empezar la visita aquí y cuando lo hagas no te olvides de tocar las patas delanteras del pollino y pedir un deseo. Dicen en Bremen que se cumple. ¿Cuál pedirás tú? ¿Quedarte aquí para siempre? Ya que estás en la plaza, haz una vuelta de 360 grados y disfruta de contemplar su Ayuntamiento gótico. Es Patrimonio de la UNESCO, al igual que la estatua de Roland, que copreside la plaza con el permiso de los 4 protagonistas de la historia de hoy. Como comprobarás, en Bremen son amantes de los animales y de sus estatuas. Los protagonistas de “Los músicos de Bremen” no son los únicos que ha quedado retratados de manera perenne en las calles de la ciudad. En la “calle de los cerdos” encontrarás una piara de cerdos rememorando el camino que hacían los campesinos desde sus granjas hasta este lugar. A estas alturas del día, ya has visitado varios de los puntos más interesantes de la ciudad, así que es el momento de dirigirse al siguiente: al molino de Bremen. Para identificarlo no tendrás ningún problema, pero como quieras retratarlo en soledad tendrás que armarte de paciencia porque está rodeado de gente de manera perpetua. Para comer, no dudes en probar la especialidad culinaria típica de la ciudad. Es el Kohl mit Pinkel, col con una salchicha típica de la zona. ¡No te olvides de probar este plato! También es interesante visitar el Markt, que está muy cerca de la escultura de “Los músicos de Bremen”. Arquitectónicamente hablando, esta plaza es increíble. Todos los edificios te fascinarán e invertirás, al igual que la visita al barrio de los pescadores de Schnoor y al cauce del río Weser, un enclave ideal para disfrutar de agradables paseos. Alojamiento en Bremen.

    DÍA 3 · BREMEN – VERDEN – NIENBURG – RINTELN – HESSISCH OLDENDORF – HAMELÍN – HANOVER

    La joya de esta jornada es Hamelín, pero hasta llegar allí puedes hacer varias paradas que que son muy interesantes y, que además, están de camino. Por eso, elige si quieres parar en todos los lugares que te sugerimos o sólo en algunos. Ir en coche te permitirá disfrutar a tu aire y confeccionar tu itinerario según tus gustos y tiempos. A media hora de camino de Bremen, se encuentra Verden. Es famosa en todo el país por su tradición ecuestre y una de sus principales atracciones es el Museo Alemán del caballo. ¡Es impresionante todo lo que se puede aprender aquí de estos animales! Es un plan muy bueno si vas con niños. A continuación, te cruzarás con Nienburg. De aquí destacaremos sobre todo su casco antiguo con más de 1.000 años de antigüedad. Podrás pasear con total tranquilidad y curiosear por cada callejuela antes de marchar hacia Rinteln, la “ciudad de los castillos”. El más espectacular es el Castillo de Schaumburg, así que si tienes que elegir, te recomendamos decantarte por éste. Antes de llegar a Hamelín, puedes parar en Hessisch Oldendorf para visitar su abadía y comer algo para llegar con fuerza al lugar que vio nacer al flautista más famoso de la literatura infantil. Nada más situarte en la ciudad, nuestro consejo es que busques la Oficina de Turismo local, un espacio abierto al turista y enfocado al maravilloso cuento de los hermanos Grimm. Allí te informarán de todas las actividades que se hacen ese día y sus horarios. Cambian según el día de la semana, aunque cada día “el flautista” hace un recorrido guiado por el centro de la ciudad para explicar su historia. Por Hamelín hay referencias al flautista y a las ratas por multitud de rincones de la ciudad, así que un buen plan puede ser callejear y descubrirlas. Están presentes en el carrillón, en muchas ventanas e ¡incluso en el suelo! Así que estate atento y no te pierdas ninguna pista. Además, en Hamelín hay mucho más que ver antes de partir hacia Hannover: el Museo de la ciudad, el edificio Leisthaus, la plaza del Mercado y su iglesia… Terminamos la jornada de hoy en Hannover, un importante centro de negocios y un paraíso para las compras. Si no llegas muy tarde, te recomendamos que pasees por el casco antiguo y te pierdas por los jardines Herrenhausen. Dentro hay tres jardines, aunque el Großer Garten es el más famoso y se le considera uno de los jardines barrocos más importantes y bellos de Europa. Antes de cenar, hay que acercarse a ver el Ayuntamiento nuevo y su precioso lago posterior lleno de patos. Alojamiento en Hanover.

    DÍA 4 · HANOVER – POLLE – HÖXTER – FÜRSTENBERG – TRENDELBURG – HOFGEISMAR – KASSEL

    Seguimos con nuestra apasionante “Ruta de los Cuentos de Hadas”. Nuestra primera parada de hoy es Polle. Se encuentra a más de una hora en coche por la B217. Cuentan que esta es la localidad donde nació Cenicienta. Está ubicado en medio de la campiña, en los valles de las Montañas de Weser. Un lugar para el relax en el que se alzan las ruinas del castillo del Conde Everstein, del siglo XII, en donde dicen que vivió la Cenicienta, su madrastra y sus hermanastras. Actualmente, durante los meses de verano se realizan festivales que recuerdan los cuentos más populares del país. Su casco histórico, como los de la mayoría de pueblos de la Ruta, está decorado con fachadas clásicas de madera alemana, que le dan un aire medieval más auténtico todavía si cabe. Aprovecha la visita para buscar el zapato de Cenicienta y probártelo… a ver si también hubieras podido convertirte en una princesa de cuento. Muy cerca de aquí, a tan sólo 20 minutos en coche, se encuentra Höxter, en cuyas calles encontrarás una escultura de los hermanos Hansel y Gretel, aquellos que llegaron hasta la casa de chocolate de la bruja. Una historia que se representa todos los veranos en la plaza del Mercado central y que hace las delicias de los más pequeños. Höxter bien merece un paseo por sus calles decoradas con casas de los siglos XVI y XVII, entre las que se encuentra la Kiliankirche, una iglesia cuyo interior alberga varias joyas históricas: un púlpito renacentista de 1597 y un órgano barroco del siglo XVI. De la misma época es el Ayuntamiento de la ciudad, con un estilo típico del Renacimiento de Weser. Es probable que oigas el carrillón del templo del Consistorio que suena en honor al poeta Hoffmann von Fallersleben, que descansa en la abadía de Corvey. Y si aquí los protagonistas son Hansel y Gretel, en Trendelburg lo es la historia de Rapunzel. Pero antes de llegar, te aconsejamos que hagas una pequeña parada en Fürstenberg, a 15 minutos de Höxter. Sobre lo alto del río Weser podrás contemplar la imagen de su hermoso palacio, en donde se instaló la que es la fábrica de porcelana más antigua del país. Data del siglo XVIII y en el interior de su museo podrás ver la evolución de la historia a través de esta artesanía. Ahora sí nos dirigimos de camino a Trendelburg. Para ello cogeremos la L550 primero y la B83 después. La estrella de este pueblo medieval es su castillo del siglo XIII. Está encaramado sobre una roca a orillas del río Diemel. Se dice que desde la torre de Verdezuela Rapunzel dejó caer su larga y rubia cabellera trenzada para dejar que el príncipe llegase hasta ella. Hoy puedes subir hasta la torre y sentirte como la princesa contemplando a su amado salvador desde lo alto. Aquí, si tienes tiempo, puedes hacer un desvío y acercarte hasta Gieselwerder y Oedelsheim. Serán unos veinte minutos por la L763, pero conocer en Gieselwerder, el escenario de la “Blancanieves”, y en Oedelsheim, el del “Gato con botas”, siempre vale la pena. Si no quieres desviarte, puedes coger la B83 durante 15 minutos para alcanzar Hofgeismar. En esta localidad se halla el castillo de la Bella Durmiente en donde la princesa esperó 100 años el beso de su ansiado príncipe. Es el Castillo de Sababurg. Es del siglo XIV y aquí descansaron en ocasiones los hermanos Grimm. Quizá por ello, embelesados por su misterios bosque con robles de más de 1.000 años y sus románticos jardines, se inspiraron aquí para basar este cuento de hadas. Hoy en día es un hotel visitable. Desde Hofgeismar, puedes acceder también al bosque encantado de Reinhardswald. Piérdete por él en busca de tu príncipe/princesa azul. Aún nos queda una última parada para hoy y está a más de media hora de camino. Hablamos de Kassel, considerada la capital de la “Ruta de los Cuentos de Hadas”, ya que los hermanos Grimm empezaron en esta ciudad a escribir sus famosos cuentos. Alojamiento en Kassel.

    DÍA 5 · KASSEL – GOTINGA – HESSICH LICHTENAU – KAUTUNGEN – KASSEL

    Aprovecha a primera hora para conocer el símbolo de Kassel, una gran fuente con cascadas que se yergue en el parque Wilhemshöhe. Si quieres saber más sobre toda la historia de los hermanos Grimm deberás acercarte hasta el palacio Bellevue. En su interior se ha ubicado el museo en donde podrás ver los originales de algunos de los cuentos creados por ellos. Algunos son tan antiguos que han sido declarados Patrimonio Cultural por la UNESCO. Si vas a Kassel en verano, estás de suerte. Entre julio y agosto celebran un festival en donde se escenifican sus cuentos en formato de musical. Pero si lo haces en invierno, también podrás disfrutar del mercadillo de Navidad de los Cuentos, decorado con los personajes creados por los Grimm. ¡Pura magia! A menos de una hora por la A7, llegarás a Gotinga, una ciudad universitaria en donde trabajaron los hermanos Grimm hasta que en 1837. Te sorprenderá conocer que le prohibieron seguir haciéndolo debido a sus ideas demasiado liberales para la época. Lo típico en esta ciudad es ir a la plaza del Mercado. Allí se encuentra la estatua de Gänseliesel, conocida como “la chica de los gansos”. Es la protagonista de un cuento que habla de una princesa perdida que vivía en la pobreza cuidando de un grupo de gansos y que tapaba su bello rostro bajo una terrible máscara. Este monumento es muy querido por los lugareños que lo tienen decorado con flores frescas durante todo el año. Cuentan que la tradición es que todos los estudiantes tienen que besarla antes de presentar sus tesis doctorales. Coge ahora la A7 y luego la B7 hasta llegar a Hessisch Lichtenau, la ciudad de “Frau Hole”, la Madre Nieve, una cuento muy popular de Alemania. Si quieres conocer más sobre su historia la encontrarás en el museo de Frau Holle, ubicado en el antiguo Ayuntamiento del siglo XVII. Entra en un mundo subterráneo lleno de fantasía y naturaleza y déjate envolver por la magia de la atmósfera de este cuento de hadas. Muy cerca de aquí, a unos 10 minutos en coche, llegaremos a Helsa y al lado está Kautungen. Son dos pueblos perfectos para pasear, saborear su ambiente medieval y contemplar sus casas hechas con entramado de madera. Alojamiento en Kassel.

    DÍA 6 · KASSEL – GUDENSBERG – FRITZLAR – NEUKIRCHEN – SCHWALMSTADT – MARBURGO

    Salimos de Kassel en dirección al sur. Cogeremos la A49 durante unos veinte minutos hasta llegar a Gudensberg, al sureste del parque natural de Hawk Forest. Es conocido por las ruinas de Obernburg, un castillo ubicado a 306 metros de altura. También existe un gran monumento natural que atrae a muchos turistas hasta Gudensberg. Hablamos del Scharfenstein, una gran roca de basalto que se ha convertido en un gran imán para los amantes de la escalada. A 15 minutos por la L3150, alcanzaremos Fritzlar. En esta ciudad se encuentra el castillo que sirvió de refugio al Santo Bonifacio después de talar el roble de Thor, un árbol sagrado conjurado a este dios germano. Vale la pena acercarse hasta la Catedral para ver una escena de esta historia convertida en monumento en frente del edificio. Se dice que el apóstol utilizó parte de la madera del árbol que cortó a Thor para crear los orígenes de esta iglesia en el año 732. También se cuenta que este roble estaba en uno de los barrios de la ciudad, Geismar. No dudes en pasear por la animada plaza del Mercado, que se caracteriza por preciosas casas de madera de los siglos XIV y XVII, y buscar entre los edificios aquellos que tienen en sus puertas una imagen de un caballero con espada. Simboliza la libertad e independencia de los ciudadanos locales. Tras recorrer 45 minutos por la A49, llegarás a Neukirchen. Aquí es imprescindible visitar la Casa de los Cuentos de Hadas. ¿Qué mejor forma de volver a recordar todos los cuentos de esta Ruta? Recordar sus moralejas, sus historias y sus protagonistas nos ayudará a disfrutar al máximo de nuestro itinerario. Muy cerca de Neukirchen, al este de Marburg, está Schwalmstadt, una localidad vinculada al cuento de la “Caperucita Roja”, aquella tierna niña que se animó a cruzar el bosque para llevarle comida a su abuelita y que, sin embargo, se encontró con un temido lobo. En Schwalmstadt, todavía hoy el vestido rojo de este personaje forma parte del traje tradicional. Lo verás si coincides en un día de fiesta en esta ciudad o si visitas en Museo de Schwalm. Volvemos al coche durante 1 hora por la B454 para llegar a Marburg, conocida por ser la cuna del Romanticismo alemán y también por ser el lugar que escogieron los hermanos Grimm para investigar las fábulas que tenía el país. Esta ciudad de ambiente universitario destaca por sus estrechas calles y sus casas antiguas. ¡Prepárate para explorar una de las ciudades medievales mejor conservadas de Alemania! Entre sus edificios hay que visitar el Ayuntamiento de estilo gótico, su iglesia Elisabethkirche y su castillo, que bien puede decirse que constituyó la primera piedra de Marburgo y fue el lugar en donde residió Isabel de Hungría. Por la ciudad hay escondidos 11 símbolos que representan algunos de los cuentos más populares. Abre bien los ojos y empieza a buscar el zapato de cristal de la Cenicienta, la cesta de Caperucita Roja o la casa de Hansel y Gretel. Alojamiento en Marburgo.

    DÍA 7 · MARBURGO – STEINAU – LOHR AM MAIN – HANAU – FRANKFURT

    Hoy cogeremos pronto el coche porque nuestra primera parada se encuentra a 2 horas de camino. Es Steinau, una ciudad medieval famosa por ser el lugar en donde pasaron su infancia los hermanos Grimm. De hecho, la calle principal lleva su nombre y aquí encontrarás la casa -actualmente un Museo- en donde vivieron junto a su familia estos escritores que han hecho soñar a tantos niños en el mundo. Es imprescindible acercarse hasta la fuente de los Cuentos para hacerse una foto con los personajes más conocidos que en ella habitan. Si tienes ocasión y vas entre septiembre y noviembre, aprovecha para disfrutar del “Festival de Títeres” que se realiza en el edificio de las antiguas caballerizas reales y en donde los titiriteros de todo el país representan algunos de sus cuentos más internacionales. Volvemos al coche y, a más de 1 hora de camino, alcanzaremos Lohr am Main. Esta no es únicamente una bella ciudad medieval, sino que un historiador afirma que aquí vivió en la realidad el personaje de “Blancanieves”, una joven que nació en 1729 en el castillo de la familia Erthal. Hoy en día esta fortaleza es un Museo en donde podrás contemplar el espejo de la madrastra y ver quién es, a día de hoy, el «más guapo/a del reino». A una 1 de trayecto por la A3 nos encontraremos en Hanau, la ciudad en donde nacieron los hermanos Grimm. Ten en cuenta antes de ir que, entre mayo y julio, se suelen representar los espectáculos del “Festival de Cuentos”. Así que es la mejor época para volver a la infancia. Si vas a la plaza del Mercado, además, podrás hacerte una fotografía de recuerdo en el monumento que los recuerda. A media hora por la A3, llegarás a Frankfurt. Dependiendo de la hora de llegada a la ciudad, te sugerimos que empieces el paseo por el casco antiguo. Piérdete las veces que quieras porque todos los caminos te llevarán hasta Römemberg, la plaza más neurálgica del centro. Aquí se encuentra el Ayuntamiento que, a su vez, es la casa del Romer, el alcalde. A pocos minutos de aquí, convive la Catedral de San Bartolomé con otros bellos edificios laicos. El Templo te sorprenderá por su color, puesto que fue construida con arenisca roja, y por su torre. Se eleva 96 metros y ofrece al valiente que sube las escaleras unas vistas increíbles de gran parte de la ciudad. De hecho, desde aquí se ve el skyline de Frankfurt como en ningún otro sitio. A vista de pájaro, es fácil entender por qué se la conoce como la ciudad de los rascacielos. Una vez que te hayas deleitado contemplando el horizonte, será hora de bajar y apostar por la cultura. Es otro de los puntos fuertes de esta ciudad porque hay una gran cantidad de museos y muchos de ellos son punteros en Europa. Llama la atención el Museo Judío de Frankfurt aunque el más destacados es el Städel Museum, en donde podrás disfrutar de obras de los autores más importantes de la pintura universal. No faltan ni Picasso, ni Renoir, ni Rembrandt. Evidentemente, no puedes visitar la ciudad y no comerte una salchicha Frankfurt. Aunque suene muy típico, es casi obligatorio. Para beber, también dos clásicos: o bien una buena cerveza alemana o bien una Apfelwein, una bebida de poca graduación hecha a base de manzanas. Las compras las podrás hacer por la calle Zeil antes de cenar. Alojamiento en Frankfurt.

    DÍA 8 · FRANKFURT – CIUDAD DE ORIGEN

    Presentación en el aeropuerto con suficiente tiempo de antelación para devolver el coche de alquiler y vuelo de regreso a la ciudad de origen. Llegada. Fin del viaje y de nuestros servicios.

    Tu viaje incluye

    Tu viaje no incluye

    Destinos más visitados

    Notas importantes

    – Para evitar colas y aglomeraciones, puedes reservar on line y con antelación las entradas a los museos y salas de exposiciones más destacados. Recomendamos intentar visitar los museos a primera hora de la mañana o de la tarde.

    – Las habitaciones triples en Europa son generalmente habitaciones con dos camas individuales o una doble, en las que se instala una cama plegable para acoger a la tercera persona, con las consiguientes molestias que ello supone, por ello, desaconsejamos su uso en la medida de lo posible.

    – Las excursiones y visitas sugeridas para cada día son orientativas, pudiendo el viajero diseñar el viaje a su medida, de acuerdo a sus gustos y necesidades.

    – La tarjeta de crédito está considerada una garantía, por lo que, a veces, su uso es imprescindible para poder registrarse en los hoteles.

    – Normalmente los hoteles disponen de cuna para los bebés. De lo contrario, tendrán que compartir cama con un adulto.

    – Para la recogida del coche de alquiler se requerirá una tarjeta de crédito (no de débito) a nombre del titular de la reserva, quien además deberá ser el conductor principal del vehículo.